LEYENDAS URBANAS EN EL DIVORCIO: LA VIVIENDA FAMILIAR ES PARA LA MUJER

  • Home
  • BLOG
  • LEYENDAS URBANAS EN EL DIVORCIO: LA VIVIENDA FAMILIAR ES PARA LA MUJER
Leyendas urbanas divorcio: vivienda familiar para la mujer

Es común que circule la creencia errónea de que, en caso de divorcio o ruptura de pareja, la vivienda familiar se otorga automáticamente a la mujer, y si a esto añadimos la existencia de hijos menores, se presume que se le atribuirá a la madre por ser la custodia principal de los hijos.

Cuando no hay hijos menores, la atribución de la vivienda familiar, viene determinada por la situación de desequilibrio y, en su caso, de necesidad de mayor protección. Por ejemplo, en el caso de aquel cónyuge que no cuente con ingreso alguno, si bien se tiende a dar una atribución temporal, por ejemplo, hasta la liquidación del régimen económico matrimonial o en su caso, limitado en años.

Atribución de la vivienda familiar con hijos menores

En el caso de haber hijos menores, la atribución sobre el uso y disfrute de la vivienda familiar , viene determinado por diversos factores, como el interés de los menores, la situación económica y patrimonial de ambos progenitores, el tipo de custodia, a los efectos de valorar la situación más idónea para el caso concreto.

Debemos tener en cuenta los principales factores:

Interés superior de los hijos: se busca proteger el ambiente familiar más estable y beneficioso para los hijos, independientemente del género del progenitor custodio o del propietario del inmueble.

Custodia y vivienda: Principalmente la custodia suele estar vinculada al tipo de custodia que se atribuya en cada circunstancia. Por ejemplo, si se opta por una custodia monoparental, esto es a favor de la madre, el uso y disfrute de la vivienda se atribuye a los menores y por extensión a la progenitora custodia, salvo que la situación de la madre sea favorable, esto es cuenta con ingresos propios, se sume que cuenta con otra vivienda privativa y a esto añadamos que la vivienda que fue familiar era propiedad en exclusiva del progenitor paterno, por lo podemos obtener una resolución que no acuerde otorgar atribución de la que fue vivienda familiar, dado el caso concreto, quedando el progenitor paterno con su plena propiedad.

En España, bajo un marco de custodia compartida, nos encontramos la conocida “vivienda nido” donde ambos cónyuges comparten el cuidado de los hijos y pueden acceder a la vivienda familiar en tiempos alternos para asegurar la estabilidad de los hijos, siendo este escenario poco práctico y problemático en mucho de los casos. También nos encontramos que, en similar situación económica de ambos progenitores, se haga pronunciamiento a favor del progenitor propietario del inmueble.

Evaluación de las circunstancias: La asignación de la vivienda familiar se basa en la situación particular de cada familia. Se tienen en cuenta factores como los ingresos de cada cónyuge, la situación laboral, el bienestar de los hijos y la disponibilidad de alternativas de vivienda para tomar una decisión equitativa y justa.

Titularidad de la vivienda: Si la vivienda familiar es de propiedad conjunta de ambos cónyuges, se debe determinar si se mantendrá esta copropiedad o si uno de ellos la adquirirá, tomando en cuenta las circunstancias financieras y el acuerdo mutuo.

Debemos recordar que, a lo hora de pronunciarse en cuanto a la atribución del uso y disfrute de la vivienda familiar, se pretende primar el interés de todo menor a tener una vivienda, con independencia a la ruptura de la relación de pareja de sus padres, por lo que, alrededor de esta premisa el resto de circunstancias: propiedad, situación económica y patrimonial de los progenitores, serán valorados en conjunto en aras de primar el interés del menor sin perjudicar al justo propietario.

Para resolver esta y otro tipo de cuestiones relacionadas con un proceso de divorcio, es muy recomendable contar con el asesoramiento de expertos. En Romero Gallo, nuestro despacho de abogadas, le ofrecemos una amplia experiencia en este tipo de procedimientos. No dude en consultarnos.