EXTINGUIR EL USO DE LA VIVIENDA FAMILIAR A LA MADRE POR CONVIVIR CON UNA NUEVA PAREJA EN EL DOMICILIO

  • Home
  • BLOG
  • EXTINGUIR EL USO DE LA VIVIENDA FAMILIAR A LA MADRE POR CONVIVIR CON UNA NUEVA PAREJA EN EL DOMICILIO
Extinción del uso de la vivienda familiar tras divorcio

Desde el 2018, el Tribunal Supremo, se ha pronunciado en varias sentencias, acordando la extinción del uso y disfrute de la que fue vivienda familiar, cuando en ella convive la nueva pareja del progenitor custodio.
En los procedimientos de familia, bien en un divorcio o en una guarda y custodia, esto es parejas que no contrajeron matrimonio, se resuelve el uso y disfrute de la vivienda familiar, que, en caso de haber menores, siempre se asignará a estos y por consiguiente al progenitor que ostente la custodia, salvo pactos en contrario.
En la práctica habitual, nos encontramos que muchas familias, tras haber sido atribuido el uso y atribución de la vivienda familiar a los menores y por extensión a uno de los progenitores, a modo de ejemplo, a la progenitora materna, nos encontramos que con el tiempo pasa a residir a dicha vivienda la nueva pareja de ésta.

¿Qué sucede cuando la nueva pareja del progenitor custodia se va a vivir a la vivienda familiar?

Pues bien, el Tribunal Supremo en reiteradas sentencias, se ha pronunciado claramente en afirmar, que cuando nos encontramos con este escenario, se debe EXTINGUIR el uso si se demuestra que la pareja del progenitor custodio reside en dicha vivienda familiar, al entender que se ha constituido nueva familia y por ende, dicho domicilio pierde el concepto de la vivienda familiar, que sirvió de base para las medidas que fueron acordadas en el procedimiento de divorcio o guarda y custodia, por lo que deja sin efecto la atribución de la misma a los menores y al progenitor custodio, debiendo constituir nuevo domicilio.

En este tipo de escenarios, los juzgados no resuelven de manera unánime, dado que según el escenario y las circunstancias que rodean a los progenitores se puede acordar distintas soluciones tras la extinción de dicho uso, como puede ser asignar el uso al otro progenitor, establecer una limitación temporal hasta la liquidación del régimen económico matrimonial o en su caso no hacer especial pronunciamiento a dicho uso.

No podemos perder de vista, que las medidas acordadas en un primer procedimiento, bien de divorcio como de guarda y custodia, puede modificarse siempre que las circunstancias, así lo aconsejen, por lo que si se encuentran con este escenario, pueden en cualquier momento solicitar la modificación de esta medida, solicitando la extinción del uso y disfrute de la vivienda que constituyó en su momento el domicilio familiar, así como solicitar una nueva atribución a su favor, atendiendo al caso concreto.
Si este es su caso, no dude en contactar con Romero Gallo Abogadas.