EXTINCIÓN DEL ABONO DE LA PENSIÓN ALIMENTICIA A HIJOS MAYORES DE EDAD POR FALTA DE RELACIÓN CON EL OBLIGADO AL PAGO

  • Home
  • BLOG
  • EXTINCIÓN DEL ABONO DE LA PENSIÓN ALIMENTICIA A HIJOS MAYORES DE EDAD POR FALTA DE RELACIÓN CON EL OBLIGADO AL PAGO
Extinción de la pensión de alimentos para hijos mayores de edad

Se plantea en este despacho la posibilidad de extinguir la pensión de alimentos que se estableció en el procedimiento de divorcio a favor de los hijos de nuestro cliente con la edad de 25 y 21 años. En el procedimiento de divorcio, cuando los hijos aún eran menores, se estableció que las visitas se desarrollarían en el Punto de Encuentro Familiar, si bien dichas visitas jamás llegaron a desarrollarse por falta de aplicación de la progenitora materna. Transcurre el tiempo y los hijos de nuestro cliente cumplen la mayoría de edad y el progenitor continúa abonando la pensión de alimentos religiosamente durante todos estos años sin tener ninguna relación ni contacto con los mismos.

Nuestro cliente intenta en numerosas ocasiones ponerse en contacto con sus hijos, para poder mantener relación con los mismos si bien, éstos bloquean todo tipo de comunicación, sin mantener una actitud o predisposición favorable al establecimiento de algún tipo de vínculo o relación con su padre, sin ponerse en ningún momento en contacto con su padre, mostrando un total desinterés hacia el mismo, rehusando cualquier comunicación con el mismo, rompiendo totalmente el vínculo con su progenitor desde hace más de 6 años, todo ello a pesar de que el progenitor paterno ha intentado y sigue intentando mantener y establecer comunicación con ellos, si bien, no ha recibido contestación en ninguno de sus intentos.

Amén de todo lo anterior nuestro cliente tiene constancia por las redes sociales que sus hijos han finalizado sus estudios y que ninguno de ellos reside ya con la progenitora materna.

Nuestro Código Civil, en materia de separación y divorcio, establece que, el Juez, en la misma resolución, fijará los alimentos que sean debidos conforme a los artículos 142 y siguientes de este Código, si convivieran en el domicilio familiar hijos mayores de edad o emancipados que carecieran de ingresos propios, si bien, no hay un listado de causas por las que el progenitor pueda poner fin a su obligación de prestar alimentos a los hijos mayores de edad.

El Código Civil únicamente hace referencia a la extinción de esta obligación cuando el hijo mayor de edad tenga independencia económica.

El Tribunal Supremo introduce como novedad en su Sentencia 104/2019, de 19 de febrero de 2019, la posibilidad de dejar de pagar la pensión de alimentos por falta de relación entre el hijo mayor de edad y el progenitor alimentante, en consideración y estima que, para poder alegar esta causa de extinción del pago de alimentos, es preciso:

  • Que los hijos sean mayores de edad.
  • Que los hijos se nieguen a relacionarse con el progenitor obligado al pago de los alimentos.

Esta sentencia supone un nuevo giro doctrinal del Tribunal Supremo, declarando la extinción de la pensión de alimentos de los hijos mayores de edad, cuya causa es la ausencia de relación familiar y el total desapego de los hijos con el padre, con el que no hablan ni ven desde hace años, y sin interés alguno de hacerlo, y tal y como se establece en la Sentencia, aunque aunque entiende que la ausencia de relaciones paternofiliales no está contemplado expresamente en el artículo 152 del Código Civil, ni en otro precepto para dar por extinguida la obligación alimenticia, (..)“no es menos que las “circunstancias” a las que se refieren los artículos 90 y 91 del Código Civil y el artículo 775 de la Ley de Enjuiciamiento Civil pueden ser diversas y de distinta naturaleza, sin que de ningún modo constituyan “numerus clausus”(..).

Si bien, los alimentos a los hijos menores de edad son incondicionales, según estableció la STS  de 12 de febrero de 2015, al establecer que “al ser menores, más que una obligación propiamente alimenticia lo que existen son deberes insoslayables inherentes a la filiación”, los alimentos de los hijos mayores de edad, se basan en el principio de solidaridad familiar (artículo 39.1 de la Constitución), debiendo ser interpretadas las normas ateniendo a la realidad social del tiempo en que han de ser aplicadas, conforme dispone el artículo 3.1 del Código Civil.

Por lo tanto, concluye el Tribunal Supremo, que puede realizarse una interpretación flexible en cuanto a  la extinción de la pensión de alimentos, conforme a la realidad social, en tanto en cuanto no se encuentre previsto en la legislación, siendo admisible y por vía de esta interpretación flexible aplicar las causas de desheredación a la extinción de la pensión alimenticia.

Así, para poder extinguir la pensión de alimentos debe existir una ausencia manifiesta y continuada de la relación familiar entre el alimentista (hijos) y el alimentante (progenitor). Esta desafección debe estar acreditada, ser duradera en el tiempo e imputable en exclusiva a la voluntad de los hijos.