AUTORIZACIÓN CAMBIO DE DOMICILIO FAMILIAR DEL MENOR

El Código Civil, refleja que la patria potestad se ejercerá conjuntamente por ambos progenitores o por uno solo con el consentimiento expreso o tácito del otro.

En caso de desacuerdo entre los progenitores sobre alguna cuestión relacionada con el cuidado y la crianza de sus hijos, cualquiera de los dos padres puede recurrir a la autoridad judicial, donde se les escuchará a ambos padres y, si el hijo tiene suficiente madurez o es mayor de doce años, también se le escuchará. Después de considerar todos los elementos, el Juez atribuirá la facultad de decidir sobre el asunto en disputa a uno de los padres.

Para todo cambio de domicilio del menor, será necesario la autorización del otro progenitor, no hablamos de un cambio dentro del término municipal, si no cuando se sale del término no solo municipal sino regional o incluso nacional, esto es a modo de ejemplo que se traslade al menor a península o al extranjero.

Para ello, se requiere autorización judicial cuando el progenitor no autoriza dicho cambio, y en caso de que uno de los progenitores se haya marchado con el menor, deberá ser el órgano judicial el que autorice si dicho cambio debe ser autorizado o en su caso el menor debe regresar a su anterior domicilio, o en su defecto, acordar un cambio de custodia con el progenitor que no supuso el traslado.

Partimos de la base, que el arraigo del menor en su anterior domicilio debe primar por encima de cualquier otra cuestión, salvo que quede suficientemente acreditado que no vulnera el interés del menor y queda justificada la razón del traslado a favor del progenitor que lo solicita.

Para ello, las abogadas de Romero Gallo Abogadas, le buscarán la solución más idónea al caso concreto.